Publicado el Deja un comentario

EPOC

¿Qué es la EPOC?

La EPOC, significa Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Es una condición médica en la cual hay daño tanto a nivel de vías aéreas (se obstruyen) y disminuyen significativamente el paso del aire con oxígeno desde el ambiente hasta los pulmones y también hay daño a nivel de los pulmones, con zonas de enfisema (especie de “globos”) que disminuyen el paso de oxígeno de los pulmones a la sangre.

¿Qué produce o causa la EPOC?

El principal causante de esta enfermedad es la exposición a humo de tabaco, se dice que más de 10 años de fumar una cajetilla de 20 paquetes aumenta el riesgo; también otros factores ambientales como la exposición a humo de leña y quema de pasto, exposición a cemento y otros contaminantes ambientales y laborales. Y hay un grupo que tiene un origen genético por deficiencia de sustancias en sangre y en los pulmones.

¿Cuales son los síntomas de la EPOC?

Esta es una enfermedad que aparece habitualmente después de los 40 años, aunque puede aparecer antes si el hábito del tabaquismo empezó muy temprano en la niñez. Los síntomas son: Sensación de falta de aire al caminar o hacer actividad física, tos que puede ser seca o con espectoración, puede haber silbidos en el pecho. Son síntomas muy similares al asma, por esto suelen confundirse. Los síntomas son progresivos en el tiempo y en intensidad.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico requiere de una evaluación médica que determina la presencia de síntomas compatibles, examen físico y la confirmación de la obstrucción de las vías aéreas mediante una prueba de espirometría simple y con broncodilatador.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento está dirigido a disminuir síntomas, evitar crisis y a mantener oxigenación. NO hay tratamiento curativo. Se basa en usar fármacos que desinflaman las vías aéreas y mantienen los bronquios abiertos, en estadíos muy avanzados se recomienda uso de oxígeno suplementario en casa mediante un cilindro de oxígeno o un concentrador de oxígeno, que permite mantener una adecuada oxigenación, mejorando calidad de vida.

¿Cuáles son las complicaciones?

Las complicaciones están relacionadas a la falta de oxigenación y a la presentación de exacerbaciones o crisis.

Por falta de oxigenación hay aumento de presión en arterias pulmonares, predisposición a enfermedades cardiovasculares, Infarto del corazón y cerebral, aumento de hemoglobina con predisposición a coágulos, depresión, ansiedad, por mencionar algunas.

Las crisis suelen ser secundarias a infecciones ya sean virales o bacterianas, por ello se recomienda la vacunación contra influenza cada año y contra neumococo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *